Cómo proteger a los niños del sol

proteger a los niños del sol

Cómo proteger a los niños del sol

Cómo proteger a los niños del sol
¿Te ha gustado?

En verano hay que extremar la precaución para proteger a los niños del sol y evitar que su delicada piel sufra los efectos de la radiación solar. Cuando usamos protección solar para ir a la playa, a la piscina, para salir a caminar o bien para realizar actividades al aire libre, debemos tener en consideración una serie de consejos para mejorar su resultado, en tanto que de otra forma, la protección puede no ser del todo completa.

Los profes de las guarderías en Madrid sabemos que los pequeños son más frágiles a los efectos de la radiación solar, por eso te dejamos algunos consejos para que tengas en cuenta a la hora de proteger a los niños del sol y de su radiación.

Aspectos a tener en cuenta para proteger a los más pequeños del sol

A continuación, explicamos algunos consejos que pueden resultar de gran utilidad para proteger a los más pequeños de la casa de los efectos del sol.

1. Edad del niño

Para comenzar, hay que tomar en consideración que los bebés menores de 6 meses no deben exponerse de forma directa al sol. Por ello es mejor escoger el atardecer o bien las primeras horas de la mañana para caminar junto a ellos. Además de esto, puedes emplear capotas o sombrillas para resguardar a tu pequeño de los rayos solares.

Respecto a las cremas de protección solar infantil, ten presente que los bebés tienden a llevarse las manos y los pies a la boca, con lo que podrían ingerirla.

2. Cremas específicas

En el mercado hallarás multitud de productos destinados proteger a los niños del sol. Verifica que sean hipoalergénicas y que hayan sido testadas apropiadamente para su empleo pediátrico.

Además de esto, lo aconsejable es que sean resistentes al agua y a los roces.

3. Otros filtros

La crema solar puedes complementarla con otros filtros como los textiles: los gorros, pañuelos, camisetas o sombrillas, son muy eficientes para resguardar la frágil piel de los pequeños y están singularmente indicados para los bebés.

Cuando sean algo más mayores, puedes ponerles ropa para el baño sin miedo a que se quemen, puesto que van a tener garantizada la protección solar permanente.

4. Aplicación de la crema

Lee atentamente las instrucciones de empleo de la crema que uses para tus hijos, de esta manera vas a saber cada cuanto tiempo deber renovarla.

Por norma general debes aplicarla entre media hora o bien una hora antes de la exposición al sol y renovarla cada 2 o bien 3 horas. Además es fundamental aplicarla sin dejarnos ninguna zona: presta atención a las orejitas, la nariz o bien el empeine de los pies.

5. Caducidad

Ten presente que los productos de cosmética tienen caducidad y pueden perder su eficiencia. Para asegurarte, verifica la fecha de caducidad en el envase antes de su aplicación. Solo de esta forma vas a tener garantizada la protección indicada por el productor.

6. Atención a los ojos

Tanto el agua como la arena de la paya reflejan la radiación, de tal modo que, igual que resguardamos la piel, debemos resguardar los ojos de nuestros hijos. Además de esto, el cloro de las piscinas o bien la sal del mar y el resto impurezas pueden causar problemas oculares.

Lo mejor es emplear gafas homologadas para el sol y también para bucear en el agua.

7. Horario

Las horas con mayor incidencia del sol son entre las 12 del mediodía y las 4 de la tarde, por lo que es conveniente intentar que los niños estén en lugares con sombra en ese período de tiempo, además de llevar la protección solar indicada para su edad.

En Escuelas Infantiles Garden tenemos en cuenta todos estos factores para proteger a nuestros peques. Si tienes cualquier duda de cómo proteger a tu peque del sol, ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de ayudarte

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Escuelas Infantiles Garden