Recomendaciones para poner límites a los niños

poner límites a los niños

Recomendaciones para poner límites a los niños

Recomendaciones para poner límites a los niños
5 (100%) 5 votes

En Escuelas Infantiles Garden creemos en la educación en positivo, es decir, basada en el afecto, el cariño y también la disciplina. Porque aunque pueda parecerlo, estos conceptos no son contradictorios. Poner límites a los niños es necesario, pero es fundamental también imponerlos de la manera adecuada, adaptándose a la edad, la situación familiar, la personalidad y capacidades del pequeño.

Los límites son esenciales a fin de que los peques aprendan hasta dónde pueden llegar con las figuras de autoridad: progenitores, cuidadores de la guardería, abuelos… Estas reglas son la moldura en la que el tu hija o hijo se moverá para crecer y crear con libertad. Esto no significa, ni mucho menos, limitar la curiosidad ni la creatividad del niño, se trata de límites necesarios que le ayudarán a desarrollar su autonomía, capacidades y habilidades sociales en un entorno seguro.

Cómo enseñar a los peques la importancia de seguir unas normas

La ausencia de límites tiene consecuencias negativas en los pequeños, ya que estas normas pretenden guiar a los niños hacía un crecimiento óptimo. Por lo que no hay duda sobre la necesidad de imponer límites, ahora bien, la forma de hacerlo va a depender del niño. A continuación, vamos a dar algunas recomendaciones generales que pueden resultar de ayuda a los padres y madres para poner límites a los niños.

Explica la norma de manera clara

Cuando tengas que explicarle a tu peque una norma, es imprescindible que sean mensajes específicos. No será suficiente con decir “pórtate bien”, sino que será más efectivo explicarle detalladamente qué conductas quieres que tenga. Si, por ejemplo, tu hijo o hija se pone de pie encima del sofá, no le digas “siéntate bien”, dile mejor “no pises el sofá”.

No pierdas los nervios

Si eres madre o padre, sabes bien que no siempre funciona a la primera. Sin embargo, nunca debes perder los nervios. Los pequeños responden mejor a las reglas y límites que se expresan de forma afirmativa en vez de negativa.  Es mejor advertir con un tono serio y tranquilo, que con gritos. Esto solo hará que el niño se ponga más nervioso y empeore su comportamiento.

Intenta razonar con ellos

Si notas que tu peque incumple repetidas veces alguna de las normas, es posible que sea porque no la comprende, especialmente si hablamos de niños menores de 3 años. En estos casos nuestra recomendación es que te sientes con el pequeño o la pequeña unos minutos y expliques por qué no es correcta su actitud. No te quedes en el “no hay que pegar a otros niños”, explica también el por qué.

Convierte las normas en un juego

Este es un método seguido en muchas escuelas infantiles. Se trata de ver las normas como un juego, no como una imposición. De esta manera, los peques se mostrarán más atentos y voluntariosos. Se trata de motivar a los niños de tal forma que se sientan orgullosos de cumplir esas normas. Un ejemplo puede ser hacer en casa una tabla de colores son las normas y dejarles que sean ellos mismos quienes la completen con sus propios dibujos. Y cada vez que las incumplan, puedes dirigirte a la tabla y recordarles, de manera sosegada la norma en cuestión. Y por su puesto, es fundamental felicitarles cada vez que su comportamiento sea el adecuado. Y por ejemplo, esta felicitación se podría incluir en la tabla de alguna manera.

Desde Escuelas Infantiles Garden esperamos que estas normas te resulten útiles. Y te animamos a compartir con nuestros profes tus dudas a la hora de poner límites a los niños. Puedes ponerte en contacto con nosotros o hablar directamente con el equipo docente en nuestras escuelas infantiles.

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Escuelas Infantiles Garden