Beneficios de la natación desde edades tempranas

natación desde edades tempranas

Beneficios de la natación desde edades tempranas

5/5 - (1 voto)

La natación es uno de los deportes más completos que existen, por lo que su práctica es recomendable a cualquier edad, incluso en niños menores de 3 años. ¿Sabíais que la natación está considerada como uno de los mejores métodos de estimulación temprana?

Beneficios que aporta la natación a los más pequeños

Se trata de una actividad que aporta numerosos beneficios para los peques gracias a los componentes físicos que tiene: el agua, el movimiento y el calor. ¡Además de desarrollarse en un ambiente de juego y diversión para los más pequeños!

  1. Desarrollo psicomotor. El agua ofrece al bebé la posibilidad de moverse con tridimensionalmente y con libertad, permitiéndole experimentar nuevas experiencias para enriquecer su área motórica. Hay que tener en cuenta que los peques empiezan a tener nociones de desplazamiento y distancia a una edad muy temprana.
  2. Aumenta el coeficiente intelectual. Los bebés que practican natación desde edades tempranas desarrollan una percepción mayor del mundo que los rodea, convirtiéndose en más creativos y observadores. El agua estimula la capacidad de juego y facilitará su aprendizaje en el futuro. Está demostrado que la estimulación prenatal tiene un efecto favorable sobre la inteligencia y el coeficiente intelectual.
  3. Fortalecimiento del sistema cardiorrespiratorio. La natación fortalece el corazón y los pulmones. Debido al trabajo respiratorio realizado en el agua, se aumenta la eficiencia en la oxigenación y traslado de la sangre, así como del aparato cardiorrespiratorio. Esto favorece la respiración y oxigenación del organismo.
  4. Ayuda a conseguir un correcto esquema corporal y regulación del tono muscular. Esto es vital para la estática, el equilibrio y el movimiento.
  5. Favorece la socialización. La convivencia en la piscina con otros niños ayuda a relacionarse mejor, aprendiendo a compartir y realizar actividades grupales. Los peques adquirirán más confianza para comunicarse y desarrollarse en grupo.
  6. Aporta seguridad. El dominio paulatino del agua le va a ir dando “seguridad e independencia”, pero una independencia responsable que le ayudará a adquirir una cabal noción de sus posibilidades y limitaciones.
  7. Ayuda a la movilidad de la caja torácica. La presión del agua sobre la caja torácica ayuda a la potenciación de la musculatura respiratoria, además, la humedad existente en  la piscina favorece la  eliminación de  mucosidades.
  8. Ayuda a relajarse. Elimina la tensión nerviosa y el estrés, mejorando la calidad del sueño y ayudando a la relajación de niños hiperactivos.

Estos son solo algunos de los beneficios, pero hay todavía más, como que ayuda al sistema inmunológico, incrementa el apetito, y desarrolla habilidades vitales de supervivencia. Por otro lado, la natación juega también un importante papel en la rehabilitación como parte del tratamiento de diversas enfermedades, ayudando a niños que sufre hipotonía o niños con espasticidad.

Desde Escuelas Infantiles Garden animamos a todas las familias a introducir a sus peques en la natación desde edades tempranas por ser una actividad tan beneficiosa en tantos sentidos. Los efectos saludables de las actividades acuáticas serán visibles en el terreno orgánico, neuro-perceptivo-motor, emocional y socio afectivo. Si queréis saber más, no dudéis en preguntar al equipo docente de nuestras escuelas infantiles.

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Escuelas Infantiles Garden

5/5 - (1 voto)

matricula popup visita