Cómo poner límites a los niños de forma positiva

como poner limites a los ninos de forma positiva

Cómo poner límites a los niños de forma positiva

5/5 - (1 voto)

Poner límites a los niños es absolutamente necesario para ayudarles a comportarse correctamente, convirtiéndose en una parte esencial para su educación. Ayudan a formar niños respetuosos y capaces de distinguir entre el bien y el mal. Sin embargo, no siempre es fácil para las familias establecer esa línea imaginaria que los peques no deben cruzar ni tampoco transmitir esos límites de la manera adecuada. Por ese motivo, desde nuestras escuelas infantiles queremos facilitar a las madres y padres algunas herramientas que pueden ayudarles a saber cómo poner límites a los niños de forma positiva.

Recomendaciones a la hora de poner límites a los más pequeños

Para que los límites calen en los más pequeños y sean respetados por ellos, es fundamental que los adultos guíen a sus hijos e hijas hacia el nuevo comportamiento, les den opciones para elegir y les apoyen en su camino con cada pequeño logro.

¿Cómo deben comunicarse los límites? En primer lugar deberán acordarse en familia, para después ser transmitírselos al peque con firmeza. Es recomendable huir de la repetición excesiva del “No”, para no dificultar su aprendizaje. Así como evitar la lucha de poderes.

Es importante igualmente establecer límites claros, que sean comprensibles y adaptados a la edad y capacidad de cada niña o niño. Y una vez fijados estos límites, hay que explicar las consecuencias, todo ello empleando, siempre, un leguaje positivo y tratando de ser lo más empático posible con la frustración y los sentimientos de los niños.

Algunas claves que compartimos con los padres como expertos en educación infantil para conseguir inculcar la enseñanza de límites son estas:

  • Enseñar a diferenciar entre sentimientos y hechos.
  • Procurar que los peques se implique en las consecuencias de su comportamiento.
  • Dar ejemplo con nuestro propio comportamiento.
  • Ser firme pero cariñoso a la vez.
  • Mantener la paciencia.
  • Actuar en lugar de regañar.

Límites adaptados a cada etapa de desarrollo

Es importante tener en cuenta que no serán iguales los límites inculcados a todos los niños, deberán adaptarse a su etapa de desarrollo. Desde los centros de primer ciclo de educación infantil hacemos distinción entre los niños de 0 a 2 años y los niños de 3 a 4 años.

Para los niños hasta los 2 años, que se encuentran en una etapa de exploración y descubrimiento, la enseñanza debe estar enfocada en la prevención para evitar los accidentes. Mientras que en los niños de 3 a 4 años, quienes son más independientes, hay que dedicar más tiempo a explicar las consecuencias.

Evitar el no y reforzar las conductas positivas

Transmitir el mensaje de una manera positiva será mucho más efectivo que centrar el mensaje en el autoritarismos. ¿Por qué? Porque puede provocar inseguridad en los pequeños y falta de autocontrol. Esto no significa que no se pueda decir “No”, sino que hay que limitarlo a las situaciones en las que sea estrictamente necesario y sin que vaya acompañado de crítica, ira o culpa. Aunque también es importante evitar la excesiva permisibilidad.

Para lograr aumentar las conductas positivas del peque, que es la base de un buen aprendizaje,  se debe reforzar los comportamientos de la niña o el niño que queremos que permanezcan. Además, nuestra recomendación es alejarse de los refuerzos puramente materiales y recurrir a la afectividad por sus muchos efectos positivos, tanto para los peques como para sus familias.

Desde Escuelas Infantiles Garden os mandamos toda nuestra  positividad y apoyo para que podáis poner límites a vuestros peques. Si tenéis alguna duda o bien os surge algún problemilla, estaremos encantaros de responder vuestras preguntas.

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Escuelas Infantiles Garden

Abrir chat